Una boda es una de las celebraciones más exigentes para cualquier mujer, no sólo por el significado que encierra sino porque la planeación causa mucho estrés. Los gastos pueden irse elevando sin que tengas control sobre ella. Pero una forma de ahorrar un montón de dinero es celebrando esa boda tan especial bajo una carpa.

Actualmente el frío o el calor ya no es impedimento, puesto que cuentan con máquinas enfriadoras o calentadoras dependiendo del clima. Esto hace que su funcionalidad se eleve. Escoge entre esta variedad de carpas, como son:

Las carpas blancas. Son las más tradicionales e ideales para una boda de día, aunque con una buena iluminación pueden usarse de día.

Con plafones negros. Este te puede dar el glamour y sofisticación que nadie más tiene. Es para chicas atrevidas que gustan de decoraciones vanguardistas.

Carpas con drapeado. Estas tienen como significado el lujo y la elegancia, ya que crean una atmosfera de sofisticación.

Carpas con lona trasparente. Las carpas con techos traslucidos son lo último en el ramo. Y están hechas para que disfrutes del lugar de tu evento sin que sufras las inclemencias del tiempo.

Recuerda que un asesor te puede ayudar a elegir la carpa que mejor le vaya el tema de tu boda, clima, etc.